El Crecimiento de la Marea Verde

La Carrera de Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires reunió este martes a cinco de las diputadas impulsoras de la media sanción por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazado en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. La jornada de debate versó sobre las estrategias de diálogo implementadas, la división del trabajo, la preparación discursiva y la construcción de transversalidad entre las mujeres de los distintos partidos políticos.

El desayuno de trabajo estuvo encabezado por Elsa Llenderrozas, Directora de Ciencia Política UBA, y Ana Catalano, Vicedecana de la Facultad de Ciencias Sociales. Las diputadas invitadas fueron Brenda Austin (Cambiemos-Córdoba), Silvia Lospennato (Cambiemos-CABA), Cecilia Moreau (UNA-Buenos Aires), Gabriela Cerruti (FPV-PJ-CABA) y Carla Carrizo (Evolución Radical-CABA).

Para la Diputada Austin, la media sanción en la Cámara de Diputados puede explicarse por tres factores. En primer lugar, por la fuerza y la masividad del movimiento de mujeres que se mostró capaz de cruzar fronteras y constituirse en el centro de la escena a partir de la construcción de agendas con ambición de convertirse en leyes y políticas públicas. En segundo lugar, por la predisposición del Presidente Mauricio Macri que permitió el inicio del debate más allá de sus convicciones personales. Por último, por la transversalidad en las mujeres de la cámara creada a partir de la sanción de la ley de paridad en 2017 que permitió la articulación entre mujeres de distintos partidos políticos y que representó dos aprendizajes: por un lado, para las mujeres por saberse capaces de imponer agendas en el Congreso más allá de la estructura de los bloques parlamentarios y, por otro lado, para los varones de la cámara porque les demostró que “los procesos tienen la fuerza de imponerse a sí mismos”.

La Diputada Lospennato, politóloga de la facultad y quien estuvo a cargo del cierre de su bloque en el debate en la cámara baja con un discurso conmovedor explicó el rol que ocupó en cuanto a esta ley. “La experiencia de la sanción de la paridad fue central porque esa batalla la ganamos con pura estrategia parlamentaria, como con la media sanción de la ley del aborto”, explicó. Esto tiene que ver con el protagonismo de la Diputada en ambos debates por ser la Secretaria Parlamentaria del bloque oficialista. “Todavía no se dieron cuenta de todo lo que podíamos hacer desde la Secretaría Parlamentaria. Fue fundamental en la media sanción y voy a seguir aprovechando ese lugar”, anunció Lospennato. Cerró su exposición llamando a no abandonar las calles porque “sin las calles, la ley no salía”.

La Diputada Moreau dejó en claro que para ella “esta ley no la impulsó el gobierno sino la sociedad, las mujeres y sobre todo las más chicas”. En tanto Austin fue una de las más optimistas a la hora de pensar el debate en la cámara alta planteando que “Argentina ya no es la misma, independientemente del resultado”, Moreau se mostró con más cautela: “Es la primera vez que siento el poder de la Iglesia funcionando como presión sobre la opinión y la conciencia de los legisladores”, reflexionó.

La Diputada Cerruti invitó a pensar por qué el debate no se había dado en años anteriores cuando su bloque era oficialista: “Formamos parte de un bloque al que se acusó de no haber dado el debate en otros años pero que aportó muchos votos para que saliera ahora. Uno debe hacerse cargo de los momentos que le tocan representar. Este era el momento para que esta ley se debatiera. No se debatió antes porque no teníamos las firmas para que saliera”, explicó. Sobre la importancia de la sociedad civil en este debate, Cerruti afirmó: “Esta Marea Verde ya es imparable”. Por último aludió al gran triunfo de la media sanción como una herencia para las mujeres de los distintos bloques partidarios: “El gran sujeto revolucionario de esta época es el feminismo, que es una lucha por la igualdad y la empatía”.

La diputada Carrizo aportó los datos a la jornada, para desmitificar algunas cuestiones que se estuvieron diciendo desde el día que se aprobó la media sanción. Explicó que la sanción de la ley de paridad fue distinta a la de la legalización del aborto porque en la primera hubo liderazgo femenino: “Estuvimos solas porque ahí disputábamos poder”, sentenció. En cambio, en el caso de la legalización del aborto “no estuvimos solas, fueron más los varones que las mujeres los que lograron los votos. Muchos diputados se transformaron en líderes del feminismo. El 50% de las mujeres, que ingresaron por el cupo, votaron en contra”. En 2006, las mujeres firmantes del proyecto por la legalización del aborto representaban el 78% mientras que en 2018 ese número cayó al 45%. En cuanto a las provincias, el 50% de los diputados y diputadas de ocho provincias, que constituyen el 54% de la población del país, votaron a favor. Carrizo anuncia que el núcleo duro en la Cámara de Senadores ya está constituido

En la jornada quedó claro que la lucha de las diputadas por la sanción del aborto no terminó cuando pasó a la Cámara de Senadores. Por el contrario, la lucha ahora es para que se apruebe ahí sin cambios en el proyecto para que no tenga que volver a la cámara baja. Y, en caso de aprobarse, la lucha sigue para que se implemente con efectividad en todas las provincias.

 

 

Print Friendly, PDF & Email